Sábado 4 de Julio de 2020

  • 10.2º
  • Despejado
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

22 de marzo de 2019

Perpetua para los que forzaron a una mujer a un aborto mortal

Lo pidió el fiscal contra cuatro acusados por el caso de la muerte de Paula Perassi en la ciudad santafecina de San Lorenzo. 

E l fiscal del juicio por el aborto seguido de muerte de Paula Perassi (34), ocurrido en la ciudad santafesina de San Lorenzo en 2011 y cuyo cuerpo nunca fue encontrado, adelantó el pedido de prisión perpetua para los cuatro principales acusados, y penas de entre 6 y 16 años para los cinco policías que investigaron el caso.

En la apertura del juicio oral y público, el fiscal Donato Trotta acusó a Gabriel Strumia, a su esposa Roxana Michl, a su empleado Antonio Díaz y a la partera Mirta Ruñisky por la desaparición de la mujer y el aborto sin consentimiento seguido de muerte, por lo que pidió que ellos sean condenados a la pena de prisión perpetua.

El alegato de apertura del fiscal se desarrolló ayer en el Centro de Justicia Penal de Rosario, donde pidió además que se condene a la pena de 16 años de prisión a los ex policías que investigaron el caso (Jorge Krenz, Gabriel Godoy, Aldo Gómez y María José Galtelli), a quienes acusó de encubrimiento agravado, falsedad ideológica y destrucción de pruebas.

El cuerpo de Perassi nunca apareció.

Finalmente, solicitó la pena de seis años de prisión por encubrimiento para el ex jefe policial de la localidad de San Lorenzo, Adolfo Puyol. Según lo ventilado ayer por la parte acusadora, Perassi salió de su casa en la localidad de San Lorenzo, situada a 27 kilómetros de Rosario, cerca de las 22 del domingo 18 de septiembre de 2011, una hora y media después de recibir un llamado telefónico desde una cabina de un telecentro, con el pretexto de ir a buscar la tarea para uno de sus dos hijos.

La teoría del fiscal es que esa llamada la realizó el acusado Strumia, quien mantenía una relación extramatrimonial con Perassi, para obligarla a salir de su casa. Según la pesquisa, Paula cursaba un embarazo de seis semanas de Strumia y había decidido tenerlo. "En cambio a Strumia se le complicaban las cosas en su casa" y junto a sus cómplices, entre ellos su mano derecha y chofer, Antonio Díaz, "la metieron en un auto y la llevaron de manera forzada a la casa de la falsa partera, Mirtha Ruñisky, en la localidad de Timbúes, donde se le practicó un aborto forzado que terminó con su muerte", consideró el fiscal. El cuerpo de Perassi nunca apareció.

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »