Jueves 6 de Octubre de 2022

19°

EL TIEMPO EN PARANA

13 de agosto de 2022

Con la de Massa, ya son veinte los cambios en la estructura del Ministerio de Economía

Por Marcelo Bátiz 13-08-2022 | 12:58

El Ministerio de Economía tuvo una nueva reforma.

Con la asunción de Sergio Massa, el Ministerio de Economía tuvo una nueva reforma en su estructura funcional y a lo largo de todas las presidencias argentinas pueden contarse por lo menos veinte modificaciones en una de las áreas críticas de gobierno.

Massa incorporó las áreas anteriormente comprendidas por las carteras de Desarrollo Productivo y Agricultura, Ganadería y Pesca, además de sumar las atribuciones de gestión de crédito con organismos internacionales que estaba en la órbita de la Secretaría de Asuntos Estratégicos, así como la de Comercio Exterior, a cargo de la Secretaría de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería.

En casi dos siglos de historia, lo que hoy se conoce como "Ministerio de Economía" estuvo sujeto a una sucesión de modificaciones, condicionadas en parte por el tope en la cantidad de cinco ministerios que estableció la Constitución de 1853 y se elevó a ocho en la reforma de 1898.

A grandes rasgos, su historia puede dividirse en dos grandes etapas: la del Ministerio de Hacienda entre 1826 y 1958, y la del Ministerio de Economía que, con diversas modificaciones en su denominación, existe desde 1958 hasta la actualidad.

En un inicio, durante la Presidencia de Bernardino Rivadavia, Hacienda fue uno de los cuatro ministerios junto con Gobierno, Guerra y Marina y Relaciones Exteriores.

Sergio Massa, quedó a cargo del Ministerio de Economía.


Entre 1854 y 1898, ya con la Constitución de 1853, Hacienda pasó a ser uno de los cinco ministerios, sumándosele a la composición anterior el de Justicia e Instrucción Pública.

En 1898, tras una reforma constitucional, Julio Argentino Roca asume su segunda presidencia con el esquema de ocho ministerios que, con algunas interrupciones, se mantuvo hasta 1995: Guerra y Marina se dividen y se crean dos nuevas carteras de contenido económico, paralelas a la de Hacienda: Agricultura y Obras Públicas.

Entre esas interrupciones, el surgimiento de secretarías que, en los hechos, cumplían el rol de ministerios, fue la forma que comenzó a utilizarse a partir el golpe de 1943, en un cambio de paradigma en la mayor parte del planeta, con una mayor atención a cuestiones vinculadas a las relaciones laborales y al rol del Estado como planificador y a veces ejecutor de políticas sectoriales. Eso dio lugar a la creación de las secretarías de Trabajo y Previsión y la de Industria y Comercio.

Con la Constitución de 1949 se dejó de lado el tope de los ocho ministerios que había durado más de medio siglo.

Con la Constitución de 1949 se dejó de lado el tope de los ocho ministerios que había durado más de medio siglo. Desde entonces y hasta el golpe de 1955, el área económica estuvo distribuida entre los ministerios de Hacienda, Finanzas, Comercio Exterior, Agricultura, Obras Públicas, Industria y Comercio, Transporte, Trabajo y Previsión y Comunicaciones.

Las dictaduras de Eduardo Lonardi y Pedro Aramburu dividieron el área económica entre los ministerios de Hacienda, Finanzas, Comercio, Industria, Agricultura y Ganadería, Obras Públicas, Transporte, Comunicaciones y Trabajo y Previsión.

En 1958, Arturo Frondizi implementó una reforma del esquema ministerial, retomando por un lado el gabinete de ocho ministros que se volvió a establecer con la Constitución de 1853 (reformada en 1957), pero con un cambio sustancial en el área económica.

De esta manera nacía formalmente el "Ministerio de Economía", en el que se concentraron varias áreas hasta entonces dispersas en una suerte de Consejo Económico.

Arturo Frondizi implementó una reforma del esquema ministerial.

Del Ministerio de Economía pasaron a depender las secretarías de Agricultura y Ganadería y la de Industria y Comercio; y del Ministerio de Obras y Servicios Públicos, las áreas de Transporte y Comunicaciones.

Las dictaduras de Juan Carlos Onganía y Roberto Levingston fusionaron los ministerios de Economía y Trabajo, en tanto la de Alejandro Lanusse -que, por ser de facto, no se sintió con la obligación de ceñirse a los ocho ministerios- volvió al recurso previo a Frondizi de dividir el área económica en varios ministerios: primero tuvo un Ministerio de Economía y luego uno de Hacienda y Finanzas, que debió coexistir con los de Agricultura y Ganadería, Comercio, Obras y Servicios Públicos, Industria y Minería.

Los cuatro presidentes justicialistas entre 1973 y 1976 retomaron la pauta constitucional de ocho ministerios, con una cartera de Economía que pasó a absorber todas las áreas, incluida la de Obras y Servicios Públicos.

El esquema fue parcialmente mantenido por el dictador Jorge Videla, quien en dos de sus cinco años de gestión ensayó un Ministerio de Planeamiento, que desactivó en 1978.

Roberto Viola fue otro dictador que dejó de lado el tope de ocho ministerios y dividió el área económica en cinco carteras: Economía, Hacienda y Finanzas; Obras y Servicios Públicos; Agricultura y Ganadería; Industria y Minería y Comercio e Intereses Marítimos.

En las dictaduras de Leopoldo Galtieri y Reynaldo Bignone se dispuso de un gabinete de diez ministros, de los que pertenecieron al área los de Economía y de Obras y Servicios Públicos.

Con el regreso de la Democracia, también se retomó la restricción constitucional de los ocho ministerios y el presidente Raúl Alfonsín habilitó dos carteras para el área: Economía y Obras y Servicios Públicos.

Con el regreso de la Democracia se retomó la restricción constitucional de los ocho ministerios.

Carlos Menem mantuvo el esquema hasta el 4 de enero de 1991, cuando Obras y Servicios Públicos pasó al Ministerio de Economía en los últimos días de gestión de Antonio Erman González, un organigrama heredado días después por Domingo Cavallo.

En su segunda presidencia, con la nueva Constitución, ya no tuvo el tope de ocho ministerios, aunque mantuvo el número, más allá de la incorporación de la Jefatura de Gabinete.

En la presidencia de Fernando de la Rúa se volvió a la división en dos ministerios, el de Economía y el de Infraestructura y Vivienda, que por un lapso de seis meses fue absorbido por el primero.

El interinato de Ramón Puerta tuvo un Ministerio de Economía, Desarrollo Social, Trabajo y Salud; y con Adolfo Rodríguez Saa se produjo un hecho inédito en la historia de las presidencias argentinas, ya que fue la única vez que el área de Economía no estuvo representada en un ministerio sino relegada a una Secretaría, la de Hacienda, Finanzas e Ingresos Públicos.


En su año y medio de gestión, Eduardo Duhalde comenzó con los ministerios de Economía y de Producción, que luego fusionó, en tanto en la Presidencia de Néstor Kirchner se mantuvieron las dos carteras unidas, aunque algunas áreas pasaron a la órbita del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios.

En los ocho años de la Presidencia de Cristina Fernández de Kirchner se mantuvieron los ministerios de Economía y Finanzas Públicas y de Planificación, pero luego fueron sumándose los de Industria y de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, además de incorporarse el área de Transporte al Ministerio del Interior.

Mauricio Macri tuvo tres estructuras en su Presidencia, comenzando con Hacienda y Finanzas, luego dividido y finalmente reunificado en el Ministerio de Economía y Energía.

Por último, el actual presidente, Alberto Fernández, tuvo hasta el 3 de agosto un organigrama con los ministerios de Economía, Transporte, Obras Públicas, Desarrollo Territorial y Hábitat, Desarrollo Productivo y Agricultura, Ganadería y Pesca; y estos últimos se sumaron a comienzos de este mes a la órbita de Economía.
Etiquetas:
  • Sergio Massa

  • Ministerio de Economía

  • acuerdo con el FMI

  • Raúl Alfonsín

  • Carlos Menem

  • Arturo Frondizi

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!