Lunes 26 de Julio de 2021

11.9°

Despejado

9 de julio de 2021

El Museo de la Casa Histórica reabre sus puertas en forma virtual

Cerrado debido a la segunda ola del coronavirus, ahora este museo tucumano propone encuentros virtuales con las escuelas a través de las plataformas digitales para que los alumnos puedan conocer cómo se gestó la Independencia.

La histórica casa está en la calle Congreso 141, San Miguel de Tucumán.La histórica casa está en la calle Congreso 141, San Miguel de Tucumán.
El Museo Casa Histórica de la Independencia, la "casita" que millones de estudiantes de sucesivas generaciones dibujaron y colorearon para conmemorar la decisión soberana que tomaron el 9 de Julio de 1816 las Provincias Unidas de Sud América, pone en funcionamiento nuevas propuestas pedagógicas, en clave virtual y con perspectiva de género, para acercar su narrativa y misión al público de todo el país, sobre todo coronavirus mediante.

"La pandemia afectó también a los museos. La Casa Histórica estuvo cerrada desde marzo del 2020 hasta febrero de este año, en que volvió a abrir sus puertas. Luego, debido a la segunda ola, tuvimos que volver a cerrar. Fue ese contexto el que llevó a adaptarnos y proponer nuevas ofertas digitales para acercarnos al público", señala a Télam Valentina Mitrovich, historiadora responsable del Área de Investigación del Museo Nacional de la Independencia Casa Histórica.

Una de las salas donde se concretó la jura.Una de las salas donde se concretó la jura.
Ese museo nacional propone encuentros virtuales con las escuelas a través de las plataformas digitales para que los alumnos puedan conocer la historia de la Independencia y de la casa colonial. "Sería mejor -dice Mitrovich- que nos veamos de forma presencial, pero por otro lado

la virtualidad nos permite llegar más lejos".



Otra de las propuestas museológicas es una serie de podcast alojados en Spotify, llamada "Hotel de la Independencia". Está compuesta de tres capítulos que entablan un diálogo entre pasado y presente a través de un viajero que se traslada a la época colonial.

El museo, que en la actualidad permanece cerrado al público, abre sus puertas este 9 de julio para recibir al presidente Alberto Fernández, quien encabezará el acto central por el Día de la Independencia.

Una casa con casi tres siglos de historia
Un mapa con la procedencia de los congresales.Un mapa con la procedencia de los congresales.
Esta casa colonial tan importante para la historia argentina que data de fines del siglo XVIII fue demolida y reconstruida en varias oportunidades. De su edificación original, conserva solo el Salón de Jura, en donde se declaró la Independencia. En 1941, la casa fue declarada Monumento Histórico Nacional y se convirtió en museo en 1943.

La estructura cuenta con seis salas. Las tres primeras están destinadas al relato de la Independencia; las otras tres, a muestras. Además, tiene tres patios.

Con respecto a la historia de la casa, Mitrovich señala que "muy pocos conocen sus orígenes. Fue construida en el año 1760. Era parte de la dote de Francisca Bazán, quien compartió su propiedad con su marido Miguel de Laguna, una familia muy adinerada de Tucumán".

Actualmente está cerrada debido a la nueva ola de coronavirus. Sin embargo, se abrió a la virtualidad.Actualmente está cerrada debido a la nueva ola de coronavirus. Sin embargo, se abrió a la virtualidad.
"Cuando es declarada la Independencia, la familia ya no vivía en la casa. En este sentido, es importante recordar que, desde que la Revolución de Mayo, en 1810, las ciudades son militarizadas y las casas se adaptan a un contexto de guerra para responder a las demandas de esas circunstancias. Es por razón que la casa se transformó en almacén de guerra", cuenta la historiadora.

Y añade que los congresales eligieron a Tucumán como sede independentista, "en primer lugar, porque las Provincias Unidas del Sur veían en Buenos Aires un poder opresor y centralizado. Por otro lado, por la disposición geográfica de la ciudad que estaba ubicada en punto intermedio entre el Alto Perú y Buenos Aires, lo cual permitía reducir la distancia de viaje de los congresales. Cuatro de ellos eran del Alto Perú".

En los salones, las pinturas recrean la historia y la vida de los congresales.En los salones, las pinturas recrean la historia y la vida de los congresales.
Además, conforme a Mitrovich,Tucumán "había tenido una importante participación en el proceso revolucionario y un ejemplo de ello fue la Batalla de Tucumán, que llevó adelante el Ejército del Norte bajo el mando Manuel Belgrano, lo cual demostró un gran compromiso de parte de los soldados y de los vecinos que participaron sin entrenamiento militar".

Otro dato importante, indica Mitrovich, es que "las sesiones del Congreso en la casa se inician un 24 de marzo de 1816, y meses después, el 9 de julio de ese año, se declara la Independencia, en el marco de "una jornada extensa, impregnada de un clima festivo"

Ese 9 de julio, "los 29 congresales firmaron el Acta de la Independencia, en la que se comprometen a romper los lazos y terminar con el poder opresor de España como Provincias Unidas de Sud América", señala la historiadora. Unas 1.000 copias en español, 500 en quechua e igual número en aymara darán eco poco después a la flamante decisión soberana.

"Es importante considerar la historia de nuestra Independencia como un proceso y no como una única fecha, en la que los congresales llegaron un día a Tucumán y firmaron el Acta, sino que contó con una importante participación de la población indígena, africana y de mujeres", manifestó la historiadora.

Una narrativa museológica que rescata el rol político y militar de las mujeres

"Venimos trabajando desde hace cuatro años con una perspectiva de género para reflejar la participación de las mujeres en el proceso de la independencia. Es una forma de rescatar las historias de aquellas mujeres que nos abrieron camino en la conquista de derechos", sostiene Valentina Mitrovich.

"Los registros históricos sobre el rol de las mujeres las muestran en el ámbito privado; no tenían poder de decisión y desde el punto de vista legal eran consideradas menores de edad en el ámbito público. Sin embargo, tuvieron una importante participación política y militar", argumenta la especialista.

Algunas de esas mujeres fueron María Magdalena "Macacha" Dámasa Güemes de Tejada, colaboradora del general Martín Miguel Güemes -quien era su hermano- en la causa patriótica; María Remedios del Valle, considerada Madre de la Patria, nombrada por Manuel Belgrano capitana del Ejército del Norte; Manuela Pedraza, una mujer tucumana que venía teniendo una participación activa en el proceso soberano, entre otras.

Belgrano además nombró a 120 mujeres como parte de su Ejército. "Se trató de algo impensado para la época, que fue de la mano con sus ideas de que las mujeres debían tener una educación igualitaria a la de los varones", señala Mitrovich.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!