Viernes 16 de Abril de 2021

28 de marzo de 2021

Comienza a ser juzgado el abogado Rubén Carrazzone por el femicidio de su esposa

Será este miércoles a 4 años del crimen, a cargo de un tribunal federal platense ya que el caso se investigó inicialmente como un secuestro extorsivo.

Stella Maris Sequeira, la víctima y el detenido Carrazzone, acusado del crimenStella Maris Sequeira, la víctima y el detenido Carrazzone, acusado del crimen
El abogado penalista Rubén Carrazzone, quien se encuentra detenido con prisión preventiva como acusado del femicidio de su esposa Stella Maris Sequeira, desaparecida hace poco más de cuatro años en Ezeiza, comenzará este miércoles a ser juzgado por un tribunal federal platense ya que el caso se investigó inicialmente como un secuestro extorsivo, informaron hoy fuentes judiciales.

El Tribunal Oral Federal (TOF) 2 de La Plata será en el encargado de llevar adelante el juicio oral y público al que Carrazzone (66) llega imputado de los delitos de "homicidio doblemente calificado por haberse cometido sobre su pareja conviviente y mediando un contexto de violencia de género y de falsa denuncia", en perjuicio de Sequeira (58).

El debate comenzará el próximo 31 de marzo a las 10, en la sala de audiencias ubicada en el primer piso de los Tribunales Federales de La Plata, reservada por cuatro miércoles consecutivos, y se realizará de forma presencial con los protocolos de cuidados correspondientes por la Covid-19.

El TOF 2 platense está conformado por los jueces Alejandro Daniel Esmoris, Néstor Javier Jarazo y Fernando Cajero, mientras que la acusación estará a cargo del fiscal general de La Plata Rodolfo Marcelo Molina.

La abogada Raquel Hermida Leyenda, representante de la única hija de la víctima, constituida como particular damnificada, explicó a Télam que es un "juicio muy importante, porque gracias a la denuncia por secuestro extorsivo que realizó el propio Carrazzone cuando su mujer ya había desaparecido la Corte Suprema de Justicia de la Nación decidió que esta causa continúe en sede federal".

La letrada afirmó que se encuentran "muy preocupados" ya que hay "cuatro testigos muy amenazados" que irán custodiados por la Policía a declarar al juicio y que incluso ella también fue intimidada.

"Hace casi un mes que no puedo ver a mis hijos, no puedo sacar el perro a la puerta, me ensuciaron el auto, me mandaron mensajes diciendo que me iban a cortar las piernas para que yo no llegara al juicio", relató la abogada.

Y agregó: "Yo creo que Carrazzone no va a salvarse de un juicio justo, ni siquiera que cumpliera su amenaza de no dejarme llegar a La Plata."

En tanto, el TOF 2 platense resolvió prorrogar nuevamente la prisión preventiva del abogado penalista por seis meses a partir del 13 de marzo, o sea hasta septiembre de 2021.

En abril del año pasado, el abogado había solicitado el beneficio de la prisión domiciliaria al encontrarse dentro del grupo de riesgo que debía prevenirse del contagio del coronavirus, pero el pedido fue rechazado por el tribunal y días después ratificado por la Cámara Federal platense.

Sequeira, quien convivía desde hacía trece años con Carrazzone, desapareció el 29 de diciembre de 2016 de su casa de la localidad de El Ombú, partido de Ezeiza.

El abogado denunció el hecho recién el 31 de ese mes y, un día después, aseguró haber recibido un llamado extorsivo en el que le exigieron 80.000 dólares para liberarla.

Sin embargo, la pesquisa determinó que se había tratado de una falsa denuncia, aparentemente tendiente a entorpecer la investigación y ocultar el femicidio.

Por ese supuesto secuestro estuvo detenido Miguel Ángel Franco (63), quien había sido cliente de Carrazzone y que fue acusado de colaborar en las llamadas extorsivas, aunque finalmente fue sobreseído.

Si bien Carrazzone siempre negó hechos de violencia contra su mujer, para los investigadores existen elementos suficientes para acreditar que el abogado penalista la golpeaba.

En tanto, una testigo que declaró en la causa relató que el día previo a su desaparición, la víctima le había contado que iba a separarse del abogado y que éste se tendría que ir de su casa "con un bolsito", como había llegado hacía muchos años.

"Yo le conozco muchos 'chanchullos' a Rubén. Él me la va a pagar, porque no es sólo que me engañó sino que con quien me engañó fue con Lourdes", le dijo Sequeira a una amiga, al referirse a Lourdes Olivera, una exsocia suya que le debía plata y con quien estaba enemistada.

En tanto, durante un allanamiento que se realizó en un galpón de la ciudad de Lobos se secuestró la camioneta de Sequeira y otros vehículos ligados a Carrazzone, aunque al ser sometidos a peritajes no se encontraron rastros de sangre de la mujer en ninguno de ellos.

La sospecha de los investigadores es que alguno de esos vehículos pudo haber sido usado para trasladar el cadáver, pero hasta el momento esa hipótesis no se pudo probar.

Miguel Bru y Érica Soriano, dos homicidios en los que hubo condena sin hallar cadáver


El caso de Miguel Bru, el estudiante de Periodismo torturado hasta morir en una comisaría de La Plata en 1993 y el de Érica Soriano, quien desapareció en 2010 en Lanús, son dos de los antecedentes más resonantes en los que los acusados fueron juzgados y condenados por homicidio sin que se haya encontrado el cuerpo de la víctima.

Mientras que este miércoles comenzará el juicio al abogado penalista Rubén Carrazzone por el femicidio de su pareja, Stella Maris Sequeira, quien desapareció el 29 de diciembre de 2016 en Ezeiza y su cadáver nunca fue hallado.

En el caso de Bru (23), éste desapareció luego de denunciar a efectivos de la comisaría novena de La Plata por un allanamiento ilegal en su casa y ser amenazado y hostigado para que retirara esa acusación.

Según se acreditó en juicio, el joven fue secuestrado cerca de la localidad de Bavio, en el partido de La Plata, el 17 de agosto de 1993 y, mediante declaraciones de varios detenidos y pericias en el libro de guardia, se comprobó que fue ingresado en esa seccional entre las 19 y las 20, donde fue visto por última vez mientras era torturado.

En 1999, en un juicio oral y público, fueron condenados a prisión perpetua al exsubcomisario Walter Abrigo, quien murió en la cárcel; y el sargento Justo López, por el homicidio y desaparición, mientras que por encubrimiento fueron sentenciados el excomisario Domingo Ojeda y el exoficial Ramón Ceressetto.

Por otra parte, en 2018 Daniel Lagostena fue condenado a 22 años de prisión por el crimen de su pareja, Érica Soriano, quien desapareció en agosto de 2010 en el partido de Lanús y su cuerpo tampoco pudo ser hallado.

Lagostena fue hallado culpable del delito de "homicidio en concurso ideal con aborto" y su pena fue confirmada en mayo del año pasado por el Tribunal de Casación Penal bonaerense.

En la investigación se acreditó que el 20 de agosto de 2010, Lagostena y Érica (30), tras visitar a un ginecólogo en la Ciudad de Buenos Aires, se dirigieron a su domicilio en Lanús, donde ya se encontraba una persona no identificada hasta ahora que utilizó el teléfono de línea para llamar a una pizzería a las 22.01.

Se estableció que a las 22.13 Érica habló con una amiga, quien luego declaró que se dio cuenta de que en el viaje iba manteniendo una pelea con Lagostena.

En tanto, los peritos que buscaron rastros en la casa hallaron la chimenea caliente, pese a que ese día hacía 24 grados, y restos de poliéster que se correspondían con una bombacha, por lo que se presume que el imputado quemó allí la ropa de su pareja.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!