Domingo 24 de Octubre de 2021

14.4°


7 de marzo de 2021

Sarkozy, la gran preocupación de la derecha francesa

El expresidente francés se convirtió en el primer mandatario en ser condenado a prisión efectiva por un caso de corrupción. De confirmarse la pena, no irá concretamente a la cárcel, dado que podrá cumplir su condena en su casa con una pulsera electrónica.

Sarkozy fue condenado en primera instancia a tres años de prisión, dos en suspenso y uno de cumplimiento efectivoSarkozy fue condenado en primera instancia a tres años de prisión, dos en suspenso y uno de cumplimiento efectivo
Nicolas Sarkozy se convirtió está semana en el primer expresidente de Francia en ser condenado a prisión efectiva por un caso de corrupción, con lo que sus problemas judiciales parecen lejos de disiparse y amenazan con transformarse en "la punta del iceberg de un sistema político que se piensa ejemplar pero donde conviven el tráfico de influencias y los pactos entre las élites", según consideró en diálogo con Télam el politólogo Franck Gaudichaud.

El lunes 1 de marzo, el antiguo hombre fuerte de la derecha francesa, a quien Jacques Chirac ungió como su "superministro" y apadrinó sobre el final de su docena de años como Presidente para sucederlo y encadenar 17 años de Gobierno conservador en Francia, perdió una buena parte del poco caudal político que le quedaba.

Sarkozy fue condenado en primera instancia a tres años de prisión, dos en suspenso y uno de cumplimiento efectivo, pero de confirmarse la pena, el abogado parisino de 66 años no irá concretamente a la cárcel, dado que podrá cumplir su condena en su casa con una pulsera electrónica. El expresidente apeló el veredicto.

La condena es por un hecho de 2014, ya fuera de la Presidencia, cuando Sarkozy buscó interferir en una decisión de la Corte de Casación al intentar influenciar a un juez en torno a un caso que lo involucraba.

En la última década, el exmandatario fue sobreseído en la mayoría de la casi decena de casos en los que estaba involucrado. No obstante, en las próximas semanas otros dos casos podrían complicar su situación judicial.

"Lo interesante de este veredicto es que es la primera vez que se condena (a un exmandatario) a cárcel firme", resaltó a Télam Gaudichaud, doctor en ciencias políticas y profesor en la universidad de Jean Jaures de Toulouse.

El académico destacó que la situación jurídica de Sarkozy es "la gran preocupación de la derecha" francesa por el "temor de que su caída arrastre a otros grandes nombres" de su desperdigada y desacreditada formación política (Los Republicanos).

Según el politólogo, la política francesa padece hoy el peor legado de Sarkozy: la banalización de un discurso de odio contra las minorías que fomentó el crecimiento en las urnas de la otrora minoritaria y secular extrema derecha.

Según el politólogo Franck Gaudichaud es "la punta del iceberg de un sistema político que se piensa ejemplar"Según el politólogo Franck Gaudichaud es "la punta del iceberg de un sistema político que se piensa ejemplar"
- Télam: ¿La condena a Sarkozy puede quedar en un fallo simbólico o hay posibilidades concretas de que realmente deba cumplir prisión efectiva?

- Franck Gaudichaud: Tiene posibilidad de apelar y ya la ejerció, pero lo interesante de este veredicto es que es la primera vez que se condena con cárcel firme. Chirac no tuvo condena firme. De confirmarse sería un paso más para pensar de otra forma el combate a la corrupción. De eso se trata finalmente, la corrupción es la punta del iceberg de un sistema político que piensa a la República como un sistema ejemplar, pero en Francia hay corrupción, tráfico de influencias, pactos entre élites, entre grandes partidos y en el sistema judicial. Desde América Latina quizás se ve a Francia como ese mito de la patria de los Derechos Humanos, un país ejemplar, pero el caso Sarkozy demuestra que hay muchos casos de corrupción en el poder y que implican miles de millones de euros.

- T: Tras esta condena, el 17 de marzo Sarkozy deberá enfrentarse otra vez con la Justicia por el caso Bygmalion (por el nombre de la empresa que organizaba y supuestamente sobrefacturaba de común acuerdo los actos de la campaña electoral de 2012 donde Sarkozy buscó su fallida reelección. Las deudas con Bygmalion dejaron a la principal formación de la derecha presidida en ese entonces por Sarkozy al borde de la quiebra). ¿Cómo reacciona la fragmentada derecha francesa ante está situación que podría derivar en un nuevo revés para su líder?

- FG: La situación de Sarkozy parece ser que la gran preocupación de la derecha. Hay un rechazo unánime de los conservadores a la Justicia, se los siente preocupados por lo que vendrá. Y lo que vendrá ahora será quizás el menos importante de los casos Bygmalion, por las sobrefacturaciones en la financiación de la campaña de 2012 contra (Francois) Hollande. Después está el caso libio, el más importante, que puede arrastrar a otros grandes políticos de la derecha y enterrar toda posibilidad de que regrese. Sarkozy se presentaba como el candidato de la derecha más que todo por descarte porque no emerge otra figura. La derecha en Francia se encuentra en proceso de desestructuración, un hundimiento muy grande frente al fenómeno (del presidente) Emmanuel Macron y Marine Le Pen (ultraderecha).

El caso libio también tiene su origen en la opaca financiación de otra campaña presidencial de Sarkozy, la del 2007 cuando accedió a la Presidencia para suceder a Chirac (1995-2007). El proceso investiga si Sarkozy recibió fondos libios (50 millones de dólares) de parte del entonces presidente de Libia Muammar Kaddafi.

La relación de Sarkozy con Kaddafi tuvo momentos impensados en 2007, tiempos en los que el líder libio pugnaba por retornar a la escena internacional, Francia le abrió las puertas al negociar onerosos contratos militares y energéticos con Libia.

En 2011, en medio de los contagios de la Primavera Árabe en el norte de África, y las fogoneadas divisiones internas libias, Francia pasó a liderar una intervención militar internacional en que derrocó a Kaddafi.

- T: En su libro "¿Qué representa el nombre Sarkozy?", el filósofo Alain Badiou consideró que su presidencia fue una figura disruptiva que marcó un retroceso para el país, y anticipó el presente de la democracia francesa dominada por políticas liberales, como las que hoy encarna el presidente Macron, ¿cuál fue el legado del "sarkosismo" en la cultura política francesa?

- FG: Al asumir Sarkozy hubo un cambio radical de estilo de las figuras casi irreales de (Francois) Miterrand y Chirac, presidentes que encarnaban una República realista, esa especie de corona republicana. Sarkozy rompió con eso pero lo que podía significar un acercamiento de la política a la sociedad no fue así. Fue todo muy vertical y muy autoritario, muy populista de derecha. Sarkozy es responsable por haber participado activamente del desplazamiento de la derecha hacia la extrema derecha. Instrumentalizó temáticas históricas de la ultraderecha.

- T: ¿Por ejemplo?

- FG: Ignoró el tradicional frente republicano donde conservadores y socialistas se unían (municipal o departamentalmente), derechizó el discurso contra los migrantes, contra el Islam, fomentó el nacionalismo y el cierre de las fronteras. Participó activamente de instalar esas temáticas en el centro del debate durante su mandato para lograr "desdiabolizar" a Le Pen y ella lo capitalizó muy bien.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!