Miércoles 27 de Enero de 2021

27°

EL TIEMPO EN PARANA

3 de junio de 2020

Rechazan el pedido de prisión domiciliaria del detenido que baleó al turista sueco

Un tribunal dictaminó que no se advierte "ningún elemento de riesgo" de contagio de coronavirus "por la mera circunstancia" de estar alojado en una cárcel.



Un tribunal rechazó el pedido de prisión domiciliaria del condenado que baleó y le provocó la amputación de una pierna al turista sueco Christoffer Persson durante un asalto cometido en 2018 en el barrio porteño de Monserrat, al asegurar que no se advierte "ningún elemento de riesgo" de contagio de coronavirus "por la mera circunstancia" de estar alojado en una cárcel, informaron hoy fuentes judiciales.

La decisión fue tomada por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 16 de la Capital Federal ante el pedido de arresto domiciliario de Roberto Leonel "Chicho" Gramajo" (25), condenado a 15 años y tres meses de prisión por el hecho.

En el fallo al que Télam tuvo acceso, los jueces Claudia Moscato, Inés Cantisani y Gustavo González Ferrari coincidieron con el dictamen del fiscal general Fernando Fiszer, quien se opuso al pedido de la defensa.

El representante de Gramajo había argumentado, por un lado, que padece hace tres años de constantes y fuertes dolores de cabeza por un grave accidente que padeció en el que incluso tuvo pérdida de masa encefálica, y por el otro, mencionó los riesgos de estar encarcelado ante el grave contexto de pandemia por la Covid-19.

Sin embargo, el TOC 16 desestimó que ello sea una razón válida para darle la prisión domiciliaria dado que "de la historia clínica e informe médico actualizado practicado respecto del causante -incorporados como documento digital- se desprende claramente que se trata de un paciente de 26 años, sin patologías preexistentes y que no reúne criterios médicos que lo coloquen dentro del grupo de pacientes vulnerables por Covid-19".

"Lleva razón el fiscal cuando señala que la Dirección Nacional del Servicio Penitenciario Federal ha impartido directivas respecto del Alerta Epidemiológica del Coronavirus a los diversos establecimientos penitenciarios bajo su órbita y ha conformado un Comité de Crisis para coordinar medidas de prevención, detección y asistencia en virtud del brote epidemiológico y con el objeto de evitar la propagación del nuevo virus en los establecimientos penitenciarios", afirmó el Tribunal.

Además, los jueces dijeron que la defensa omitió "señalar aquellas razones por las que considera que su asistido estaría en mejor situación de salud permaneciendo en su domicilio, pues las directivas impartidas y las medidas llevadas a cabo a fin de garantizar el pleno acceso a la salud por parte de las personas que se encuentran privadas de libertad, impiden considerar la situación de detención como un factor de riesgo 'per se' el contexto de la Pandemia por Covid-19 declarada por la OMS".

"Es decir, no se desprende de autos ni acredita la defensa que Gramajo carezca de la asistencia médica necesaria para la dolencia que padece (cefalea) y ningún elemento de riesgo se advierte por la mera circunstancia de estar alojado en una unidad de detención", señalaron los jueces en su resolución.

En el escrito, el tribunal consideró, en tanto, que "toda la población" carcelaria "se ve afectada de igual modo y nada indica que deba efectuarse diferenciación alguna entre aquellas personas que están privadas de libertad y las que no".

El lunes último, el propio ciudadano sueco atacado afirmó en una entrevista al canal de noticias TN que "sería en vano todo el trabajo que hicieron la Justicia y la Policía" si le otorgaban a Gramajo el arresto domiciliario.

Un hecho de inseguridad en un barrio colmado de turistas
El 26 de noviembre pasado, el Tribunal condenó a "Chicho" Gramajo a la pena única de 15 años y tres meses de prisión y a Rodrigo Armando Peláez (22), a 14 años y medio, como coautores de un "robo doblemente agravado por haber causado una lesión gravísima y por haber sido cometido con arma de fuego".

Según lo acreditado en el juicio, el hecho ocurrió el el 30 de diciembre de 2018, cerca de las 23.20, cuando Persson (36) e Izzo (26) se encontraban parados en la vereda de Tacuarí al 700, verificando en el celular el camino para llegar al hotel, y en esa circunstancia, Gramajo descendió de un Peugeot 207 que manejaba Peláez, abordó a la pareja con una pistola Bersa calibre .22 y le exigió al sueco que entregara el teléfono.

Según el testimonio de Persson, Gramajo tomó el celular con ambas manos y cuando se lo llevaba, él intentó recuperarlo de un manotazo y ahí se produjo el disparo que lo hirió en la pierna derecha.

Luego de ser baleado, el turista sueco fue llevado de urgencia al Hospital Argerich, donde los médicos tuvieron que amputarle la pierna por la lesión sufrida y estuvo 20 días internado.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!