Martes 26 de Mayo de 2020

  • 17.8º
  • Soleado
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

15 de mayo de 2020

Brindan detalles sobre la bajante del río Paraná y preservación del recurso ictícola

Se dio a conocer el estado de situación del recurso ictícola y destacó la continuidad de los monitoreos periódicos a fin de corroborar la estabilidad o depresión del recurso pesquero y garantizar su protección en relación al cumplimiento de la normativa vigente.

Desde la Secretaría de Agricultura y Ganadería, repartición dependiente del Ministerio de Producción, Turismo y Desarrollo Económico, se informó que a casi 60 días de haberse puesto en vigencia el Decreto de Necesidad de Urgencia 297/20 que establece el “aislamiento social preventivo y obligatorio” para los habitantes de todo el territorio nacional, resulta necesario hacer un análisis pormenorizado de algunas cuestiones que paralelamente se fueron registrando en nuestra provincia, tal es el caso de la bajante extraordinaria del río Paraná. Un hecho que resulta no sólo histórico dado el marcado descenso del cauce del río -que no se registraba desde hace 50 años-, sino que a su vez puso en alerta y mantuvo ocupados durante toda esta cuarentena a los representantes de las diversas áreas responsables del control del recurso ictícola, como la Dirección de Recursos Naturales y la Dirección General de Fiscalización, pertenecientes a la Secretaría de Agricultura y Ganadería del
Ministerio de Producción.

En este sentido, el director de Recursos Naturales, Mariano Farall, indicó que “actualmente las adversas condiciones hidrológicas generan que se separen las lagunas secundarias del cauce principal del río Paraná dando lugar a una desconexión de los ecosistemas. Suponiendo que tales condiciones se conservaran a lo largo del próximo período otoño invernal, se podría inferir una temporada de baja reproducción para los peces. Por lo tanto, es esperable que las estaciones de este año venidero tengan características depresivas desde el punto de vista alimenticio y reproductivo, dado que es una retracción estacional en la cantidad de individuos reclutables en la pesquería para el actual ciclo. Por otro lado se establecen procesos de migración de los peces debido a las condiciones imperantes y la época del año”.

Ante este contexto, es necesario establecer estrategias responsables para el aprovechamiento sostenible de los recursos pesqueros.
Por su parte, el director general de Fiscalización, Manuel Maza, indicó que “se continúa con la tarea de control a todos los niveles de la cadena: como frigoríficos, acopio, rutas, comercios y cursos de agua, con el fin de prevenir y detectar posibles incumplimientos a las normativas vigentes en materia de pesca”.

Plan de acción en marcha

Con la presencia de inspectores en localidades como Victoria, Diamante, Cerrito, Hasenkamp, Piedras Blancas, Santa Elena, Paraná, Concordia, Gualeguaychú, Concepción del Uruguay, Gualeguay y Villa Paranacito, entre otras, desde el área de Fiscalización señalaron que “se realizaron 82 procedimientos en los cuales se informó y persuadió a personas ante diferentes situaciones, se labraron actas de intimación para regularización, y se labraron más de 40 actas por infracción a la Ley Provincial de Pesca N°4892”.

En lo que atañe a Recursos Naturales, Farall sostuvo que “uno de los pilares de acción ha sido mantener una fluida comunicación con las comunidades de pescadores artesanales y comerciales, atendiendo los acuerdos tácitos mediante los cuales han asumido un compromiso de uso responsable y sostenible en el tiempo a fin de lograr o mantener cierto equilibrio del recurso pesquero todo ello en consonancia con la Ley de Pesca Nº: 4892 y resoluciones complementarias”.

Debido a lo registrado en sucesivos muestreos en el territorio y atendiendo a las restricciones de circulación en esta etapa de aislamiento social, preventivo y obligatorio por el Covid-19, la actividad pesquera también presenta una reducción por estas excepcionales causas.

“Los pescadores de la principal región de pesca comercial del sábalo en Entre Ríos -la zona de Islas de Victoria y Diamante- se han organizado espontáneamente de forma especial, dadas las condiciones hidrológicas excepcionales extremas y de la pandemia que imperan actualmente a fin de gestionar adecuadamente el recurso de la pesquería de manera sustentable”, señaló Farall.

Y agregó: “El aprovechamiento se realiza principalmente sobre la especie (Prochilodus lineatus) sábalo e incidentalmente sobre la tararira y boga” dijo el funcionario.

Muestreo y cumplimiento de normas

Luego de procesar los datos de los muestreos del mes de abril y mediados de mayo, técnicos de la Dirección de Recursos Naturales pudieron constatar que “el promedio de las especies muestreadas guardaban la talla legal al momento de la captura, es decir, al momento se opera en consonancia con la legislación vigente que existe en la Provincia”, destacó Farall.

Asimismo, “estos estudios complementarios se correlacionan con resultados globales del proyecto “Evaluación Biológica y Pesquera de Especies de Interés Deportivo y comercial en el río Paraná” (Ebipes), que sugiere que a pesar del stress por el contexto natural sujeto a las especies en los ambientes muestreados, las poblaciones se han mantenido estables con las importantes fluctuaciones conocidas para este tipo de sistema. Por el momento no se detectaron declinaciones sostenidas en la serie temporal completa del proyecto”, informó Farall.

Respecto a la fiscalización en la actividad pesquera, Maza indicó que “se detectaron irregularidades como falta de guías, inscripciones y diferentes matrículas habilitantes donde se procedió al decomiso de un total de 12.000 Kilogramos de pescado, sábalos en su mayoría. Se retuvieron cargas de pescados en transportes dejando como depositarios a sus propietarios en un total de 4100 Kilogramos, y se secuestraron diversas artes de pesca como reeles y mallas que estaban en infracción a la ley”.

Y agregó que: “La totalidad del material decomisado fue entregado a representantes de áreas de Desarrollo Social de cada Municipio en donde se realizaron los procedimientos, a fin de ser destinado al consumo en diferentes comedores comunitarios y constatándose previamente la inocuidad de estos alimentos a través de profesional bromatólogo, médico veterinario y laboratorio universitario”.

Cabe destacar que estos procedimientos se realizan con la colaboración de Prefectura Naval Argentina que presta apoyo logístico y operativo en las vías navegables, y Brigadas de Abigeato de la Policía de Entre Ríos en rutas.

Ambas direcciones pertenecientes a la Secretaría de Agricultura y Ganadería del Ministerio de Producción provincial, sostuvieron que está previsto continuar profundizando acciones con el fin de informar y concientizar a los entrerrianos acerca de la importancia del cuidado y preservación de nuestro valioso recurso ictícola para el aprovechamiento de las futuras generaciones, prevenir posibles prácticas depredatorias o de mal uso de estos recursos, y detectar y sancionar a quienes infrinjan las leyes y resoluciones vigentes.

Prensa Secretaría de Agricultura y Ganadería

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »