Viernes 4 de Diciembre de 2020

17.7°

EL TIEMPO EN PARANA

29 de febrero de 2020

Toledo y el secreto de su muñeca izquierda

El atleta tenía tatuado el nombre y registro del checo Jan Jelezzny, dueño del récord mundial en lanzamiento de jabalina con 98,48 metros desde el 25 de mayo de 1996.



Braian Toledo, quien murió hoy en un accidente con su moto en Marcos Paz, provincia de Buenos Aires, tenía un secreto tatuado en su muñeca izquierda: el nombre y registro del checo Jan Jelezzny, dueño del récord mundial en lanzamiento de jabalina con 98,48 metros desde el 25 de mayo de 1996.

"Porque con 99 le sacó el lugar al número uno del mundo. Me dejé lugar abajo para poner mi marca", le explicó a Télam, agencia que visitó en abril de 2011 y con la que mantuvo contacto fluido durante toda su carrera.

Ese día, un joven Toledo admitió que su corazón le decía que tendría "un lugar en el Olimpo de los diez mejores de la historia".

Y al referirse al apoyo de sponsors y de la Secretaría de Deportes, expresó: "Me da tranquilidad para mi y para mi familia. Hacen que no tenga necesidades, que pueda comprar remedios si se enferma alguien de mi familia. Yo ahora llego a mi casa y mis hermanos están calentitos y sé que son cosas que consigo tirando la jabalina cada vez más lejos".





Octubre de 2011, en Guadalajara. México.

Braian ríe y ríe y se abraza, una y otra vez, con su entrenador Gustavo Osorio. Acaba de ganar la medalla de bronce en los Juegos Panamericanos de Guadalajara, México, con 79,53 metros y de clasificarse a los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

"Se lo dedico a mi familia, a mi entrenador, Gustavo Osorio, a la Secretaría de Deporte de la Nación, a la Confederación Argentina de Atletismo y al Enard (Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo), le dijo a Télam minutos después de su logro.

En las entrañas del Estadio Telmex de Guadalajara, Braian, surgido de los Juegos Nacionales Evita y campeón en los Juegos Olímpicos de la Juventud Singapur 2010, mira, con admiración al cubano Guillermo Martínez, de 30 años, tercero en el Mundial de Corea del Sur 2011 y segundo en Berlín 2009, que ganó la medalla de oro con 87,20 metros.

"Imagínate la potencialidad que tiene ese niño. ¿Qué futuro le veo? El que quiera", manifestó a Télam el astro cubano esa tarde en México.

Toledo, finalista en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 y en el Mundial de Beijing, China, en 2015, subcampeón mundial junior en Barcelona 2012, se entrenaba desde abril de 2017 en Finlandia con su preparador local Kari Ihalainen.

Braian logró el décimo puesto en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 con 79,81 metros y en el Mundial de mayores de Beijing 2015 finalizó en la misma posición con un registro de 80,27, luego de lograr en la fase eliminatoria la mejor marca de su carrera: 83,32.

Braian, campeón Iberoamericano 2012 en Barquisimeto, Venezuela, con 77,33 metros, conquistó el campeonato sudamericano 2017 en Asunción, Paraguay, con 79,93; torneo en el que obtuvo la presea de plata en Lima, Perú, 2015, con 79,34, y la de bronce en Cartagena, Colombia, con 75,33.

Toledo ganó los torneos locales de 2011 (74.62); 2012 (77.21); 2013 (78.11); 2014 (70.57), 2015 (79.19) y 2018 (75,40).

A Braian le gustaba hablar de que lanzaba al infinito. "Cuando termine mi carrera sabré dónde fue en mi caso", declaraba.

El 6 abril del año pasado, en la última presentación de su carrera, obtuvo su segunda medalla de oro consecutiva en Chile al ganar el Grand Prix Internacional Orlando Guaita, en Santiago, donde sufrió un esguince en su tobillo derecho que luego lo obligó a una larga inactividad.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!