Miércoles 27 de Enero de 2021

27°

EL TIEMPO EN PARANA

25 de agosto de 2019

La candidata de Espert detenida por "mechera" fue liberada

La postulante a senadora nacional del Frente Despertar Eliana Scialabba recuperó su libertad tras estar acusada de hurtar mercadería de un supermercado del barrio porteño de Recoleta.

La candidata a senadora nacional del Frente Despertar por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires Eliana Scialabba pasó varias horas detenida acusada de hurtar mercadería de un supermercado del barrio porteño de Recoleta, informaron este sábado fuentes policiales.

La mujer fue trasladada primero a la seccional de la zona y luego derivada a la Unidad Penal 28, situada en los tribunales de la calle Talcahuano 550, para declarar este sábado ante el fiscal en lo Criminal y Correccional 41, en el marco de una audiencia de flagrancia por el delito de hurto.

Luego de ser indagada y, al tratarse de un delito excarcelable, Scialabba fue liberada alrededor de las 18.30.

LEÉ TAMBIÉN: 

Detuvieron a una candidata de Espert por "mechera"

Tras tomar conocimiento del hecho, el candidato presidencial de Unite-Despertar,

José Luis Espert

, dijo sentirse "consternado y shockeado".

El hecho ocurrió este viernes a las 16.30 en la sucursal del supermercado de la cadena Coto situada en las calles Charcas y Agüero, donde, según fuentes policiales, la candidata a senadora porteña fue descubierta cuando llevaba escondidos en el doble fondo de su chango productos que no había pagado.

Entre esos productos se encontraban chicles, un paquete de chocolates, un kit de higiene bucal, una crema para manos, bombones, fiambre, queso y un gel hidratante facial, añadieron los informantes.

LEÉ TAMBIÉN: 

Espert está "consternado" y "shockeado" por la detención de su candidata

De acuerdo a los voceros, el hurto fue descubierto por personal del comercio, que alertó a un efectivo de la Policía de la Ciudad de la Comisaria Vecinal 2B que recorría la zona.

El empleado le contó al uniformado que instantes antes había visto a la mujer cuando llevaba en sus manos una barra de chocolate que, al llegar a la línea de cajas, ya no tenía.

Una vez que la clienta pagó sus compras y se disponía a salir del supermercado, el empleado le preguntó si había comprado el chocolate, a lo cual ella le respondió que no, que lo había dejado en la góndola.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!