Miércoles 24 de Febrero de 2021

31.4°

EL TIEMPO EN PARANA

28 de marzo de 2019

Se aceleró la demanda y el dólar batió otro récord

El Banco Central volvió a subir la tasa pero pudieron más el pesimismo económico, la aceleración inflacionaria y el mal día para los emergentes

Por Juan Strasnoy Peyre

Empujado por el pesimismo económico y la aceleración inflacionaria, más el impulso adicional del un muy mal día para las monedas emergentes, el dólar saltó hasta un nuevo valor récord y quedó al borde de los $45. El

Banco Central

 aumentó la tasa a 68,2% pero, una vez más, no dio resultado. El tipo de cambio ya acumula un alza del 12,1% en lo que va del mes.

Fue la rueda con mayor volumen de operaciones de marzo, u$s852 millones, lo que reflejó una aceleración en la dolarización de carteras, al compás de la creciente desconfianza en la eficacia del programa monetario y la típica demanda por coberturas de fin de mes.

Así, el billete minorista se disparó $1,25 y cerró a $44,92 en el promedio de los bancos de la city porteña. En algunas entidades llegó a quebrar el techo de $45: en el ICBC terminó a $45,15; en el Supervielle, a $45,10; y en el Galicia, el Patagonia y el HSBC, a $45. En el segmento mayorista, donde operan los bancos y las grandes empresas, escaló $1,23 hasta los $43,87.

El dólar se fortaleció en el mundo ante la mayor aversión al riesgo en los mercados globales. Pero el peso volvió a ubicarse a la cabeza de las monedas más golpeadas, esta vez junto a la lira turca. En la región lideró cómoda el ranking de depreciaciones. Mientras que en Argentina, el tipo de cambio subía 2,9%, en Brasil avanzaba 1,8%; en Colombia, 1,2%; y en México, 1%.

"El derrape de las monedas regionales se alineó hoy con los factores locales para generar una fuerte suba del dólar en el segmento mayorista. Principio de compensación y cierre de posiciones que vencen el viernes próximo alimentaron la corriente compradora y presionaron sobre los precios del contado", explicó Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio.

La receta del BCRA fue la misma y el resultado también. Entre las dos subastas diarias de Leliq, la tasa quedó a un promedio de 67,7%, seis décimas más que ayer. Pero el promedio de la segunda compulsa fue todavía más elevado: 68,2%. En ambos casos por encima del punto de partida del plan Sandleris el primero de octubre pasado (67,1%).

La preocupación y la desconfianza crecen. Ni el anuncio del pronto inicio de las subastas de dólares del Tesoro, celebrado por las autoridades del Central pero matizado por los analistas, ni la cercanía del momento más fuerte de la consecha logran apaciguar las tensiones cambiarias.

Más bien todo lo contrario. Los agroexportadores moderaron las expectativas respecto a la liquidación de la cosecha y el mercado cree que los dólares del Fondo no serán suficientes para enfrentar la creciente dolarización preelectoral y, menos aún, una eventual corrida.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!