Domingo 27 de Septiembre de 2020

  • 16.4º
  • Despejado
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

7 de febrero de 2019

Malaroda, representante argentino ante Alemania, sumariado

Hay fuerte malestar en la Comisión de Acuerdos del Senado. El Embajador pagó con dinero del erario público no sólo su comida y nafta para su auto particular, sino también lujosos hoteles durante sus licencias anuales. La decisión de removerlo ya estaría tomada.

El diplomático está cada vez más complicado. Fuentes de las áreas técnico - administrativas de la Cancillería confiaron a este medio que en el marco de la auditoría interna llevada a cabo contra el funcionario descubrieron en el año 2017, entre muchas otras cosas, que el sumariado

Embajador

pagó con dinero del erario público no sólo su comida, nafta para su auto particular -como habían denunciado los empleados- sino también lujosos hoteles spa durante sus licencias anuales aprobadas por el MREC.

Los expertos del área contable llegaron a detectar hasta tickets de “combos cajita feliz” de la famosa cadena estadounidense que el ex

Embajador

habría abonado con gastos de Representación para dos de sus tres hijos.

La decisión de remover a Edgardo Malaroda ya estaría tomada, razón por la cual hasta el propio canciller Faurie ha desistido de su defensa. Su único y férreo defensor se trata del responsable del área de relaciones institucionales de la Cancillería, es decir, quien maneja las relaciones con el Congreso Nacional, el

Embajador

Tomás Kroyer. Según pudo saber este medio, cumplida la primera etapa de aprobación de los 10 pliegos para la promoción a

Embajador

es en el Senado (Mensaje del Poder Ejecutivo Nro. 251/18), el gobierno debió emitir un único decreto con los 10 ascensos al mayor rango diplomático. Lejos de esa tradición, el ejecutivo comenzó a publicar no más de dos decretos por semana, ascendiendo hasta el momento a Luis Maria Sobron y Alfredo Carlos Bascou en primera instancia; luego, con el intervalo de una semana, a Maria Lucia Dougherty; y curiosamente hoy (ayer) figuran en el Boletín Oficial los ascensos de Suarez Salvia y Cherniak.

Siguiendo con el listado del Senado, se espera para fines de esta semana el ascenso de Porretti, logrando de esta manera hacer pasar desapercibido al sumariado Malaroda. A pesar de esta estrategia de ascender en las sombras al denunciado diplomático, se vincula con la existencia de un claro malestar en la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, luego de que Kroyer, ocultara las denuncias contra Malaroda ante el requerimiento oficial de dicha Comisión.

Actualmente, el ejecutivo tiene aún pendiente de aprobación por la Cámara Alta dos pliegos muy importantes para la Casa Rosada que no lograron ser tratados en diciembre (Mensaje del Poder Ejecutivo Nro. 252/18). Después de la jugada deliberada de Kroyer hay más de un Senador molesto con el oficialismo. Es menester señalar que la relación entre Malaroda y Kroyer tiene que ver con un típico ejemplo de nepotismo en Relaciones Exteriores. La hermana del Subsecretario, Silvia Kroyer, trabaja en la Embajada Argentina en Berlín y el diplomático denunciado, con el fin de congraciarse con Kroyer, decidió en plena crisis económica, aumentar el sueldo de su familiar directo en un 100%, produciendo un gran malestar en la sede diplomática. Según fuentes del departamento de haberes del MREC la suma percibida por el pariente en primer grado de consanguinidad del

Embajador

sería superior a los 140.000 pesos argentinos.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »