Jueves 24 de Septiembre de 2020

  • 30.2º
  • Soleado con bruma
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

7 de febrero de 2019

Cuadernos: Manzanares podría ser arrepentido

Fue contador de los Kirchner y está detenido por haber girado dinero a las cuentas bloqueadas de Máximo y Florencia. 

E l ex contador de la familia Kirchner, Victor Manzanares, podría finalmente convertirse en un nuevo arrepentido de la causa de los cuadernos de la corrupción, y complicar seriamente a Cristina Fernández de Kirchner y su familia. Manzanares, detenido en la investigación por el hotel Los Sauces, acusado de entorpecer la investigación, ya que habría girado dinero a las cuentas bloqueadas de Máximo y

Florencia Kirchner

pese al embargo dispuesto por el juez federal Claudio Bonadio.

Este martes, en las primeras horas de la tarde, Manzanares pidió ser trasladado a los tribunales federales de Comodoro Py, donde se entrevistaría con el fiscal Carlos Stornelli. Según diversas fuentes judiciales, plantearía convertirse en arrepentido de la causa, a cambio de aportar información sobre el esquema de lavado de dinero de los Kirchner.

El contador ya había hecho un acercamiento en marzo del año pasado, pero fue rechazado por el fiscal, que consideró que su testimonio no tenía el valor suficiente para admitirlo como "imputado colaborador". Stornelli dejó trascender que el acusado poseía más información, que se estaba guardando.

Manzanares llegó a la causa de los cuadernos tras ser mencionado por dos arrepentidos: el supuesto testaferro de Daniel Muñoz -secretario privado de

Néstor Kirchner

-, Sergio Todisco, y el ex funcionario kirchnerista Juan Manuel Campillo- quienes indicaron que colaboró con las maniobras de lavado de más de 70 millones de dólares de las coimas que manejó Muñoz y se invirtieron en Estados Unidos.

Las operaciones se habrían dirigido a la compra de distintas propiedades, a nombre de sociedades fantasmas, para ocultar el dinero, maniobra que comenzó a desarmarse en el 2015. Tras ser arrestado en 2017, el contador había hecho gala de su "lealtad", cuando le dijo al juez Julián Ercolini: "Me queda claro que estoy preso porque soy el famoso 4 de copas, como se dice en la jerga popular, al que es más fácil pegarle. O si fueran los dichos de mi abuela: El hijo de la pavota". En ese momento también le advirtió a Ercolini que él "no traiciona". ¿Por qué? "Para traicionar, previamente tendría que haber sido partícipe de algo ilegal y esto no fue así".

Desde Tribunales hubo fuerte hermetismo sobre el contenido de este nuevo acercamiento. Sin embargo, se sabe que en caso de lograr un acuerdo con el fiscal, Manzanares debería conseguir además que su testimonio sea admitido por Bonadio. En los últimos casos, el juez decidió no conceder la excarcelación a los acusados que deciden cambiar su situación y convertirse en arrepentidos.

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »