Sábado 16 de Enero de 2021

18.5°

EL TIEMPO EN PARANA

16 de diciembre de 2018

Una nena intentó suicidarse nueve veces por culpa de su violador

El denunciado, un funcionario que debía atender casos de violencia de género, no sólo sometía sexualmente a la criatura sino que también la torturaba de maneras aberrantes. Detalles escalofriantes.

Se conocieron escalofriantes detalles del funcionario que hacía exactamente lo opuesto a lo que debía hacer: proteger a las mujeres sexualmente abusadas o víctimas de violencia de género. Al parecer, envalentonada como tantas otras víctimas que se decidieron a hablar como Thelma Fardin, también habló la víctima de Jorge Garzón, el encargado de la oficina de Procesos Urgentes que se dedicaba a atender casos de género y violencia familiar en Ensenada. Y contó que no sólo era violada, sino que también padecía aberrantes torturas a las que era sometida desde que era muy chica. Por todo esto intentó suicidarse nueve veces desde que tenía 10 años. La rescató su tío, ya que su madre no le creía.

En un audio al que tuvo acceso minutouno, R. contó que cuando tenía sólo 4 o 5 años, Garzón la encerraba en una habitación y la obligaba a hacer pis y a tomárselo. "Me acuerdo que también una vez estaba comiendo un arroz y me llevó al baño. Agarró su propio excremento y lo puso en mi plato. Me obligó a comerme el arroz con su caca y si vomitaba, me tenía que comer lo que vomité. Era muy feo", relató la nena.

La menor quiere que se sepa que Garzón no sólo la abusaba sexualmente sino que también la torturaba y la quería hacer pasar por loca para que nadie le creyera. La violencia sexual vino después de las escatológicas torturas: comenzó cuando ya tenía 8 años, cuando el hombre la obligó por primera vez a practicarle sexo oral. "Yo no quería pero me obligaba. Me dijo que si no lo hacía me iba a matar a mí y a mi mamá", cuenta R. Y el día en que la nena cumplió 12 años, el hombre intentó penetrarla por primera vez. "Ese día me escapé de mi casa no quería volver. Mi mamá tampoco me creía. Me maltrataba", agregó.

La nena, que hoy tiene 15 años, contó que intentó suicidarse nueve veces desde que tiene 10 años. "A esa edad intenté clavarme un cuchillo en la panza. A los once, intenté cortarme las venas. A los 12, me tiré por la escalera pero no me pasó nada. A los 13 me empecé a cortar los brazos. Todavía tengo marcas. A los 14 me volví a cortar los brazos. Y este año me tomé 30 pastillas. No me quería despertar nunca más", dijo R., detallando su tremendo calvario.

La menor fue rescatada por su tío, a quien le pudo contar los episodios recién a mediados de este año, cuando estuvo internada en el Hospital de Niños de La Plata tras un nuevo intento de suicidio.

Garzón es, además, cinturón rojo de karate y trabaja en un gimnasio en la zona de plaza Paso, en el centro de la capital provincial.

El caso está en la fiscalía de Marcelo Martini desde principios de noviembre, pero trascendió recientemente.

Desde la municipalidad aclararon que "nos vemos en la obligación de remarcar que Garzón no fue funcionario y no ocupó ningún rol en la estructura municipal. Se desempeñó en el distrito de Ensenada en el marco de un convenio suscripto el 13 de diciembre de 2016, entre la Defensoría Departamental La Plata, dependiente del Ministerio Publico, y la Municipalidad, con el objetivo de acercar el Área de Procesos Urgentes de la Procuraduría a la ciudad".

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!